Reseñas en "MISCELÁNEAS"

Agridulce pintura allenesca

Alguna vez Tarantino nombró, en un decálogo sobre las películas que a su criterio fueron las más importantes desde 1992, Anything Else de Woody Allen. El filme se estrenó en ese periodo de la obra de Allen en que sus propuestas apenas suponían unas pocas semanas en cartel, en salas periféricas de New York. Momento especifico en que sus frustraciones de taquilla lo llevaron a proyectar ese exitoso desembarco europeo, cuya cumbre fue Midnight in Paris (reseñada en la edición #1).

De los muchos aciertos que esta agridulce comedia dramática ofrece, se destacan la constelación de personajes sobre la que se estructura, con las correspondientes actuaciones que le dan forma. Sorprende en el paso del tiempo, la frescura y complejidad de las interpretaciones de Cristina Ricci y Jason Biggs, máxime si evaluamos los recorridos cinematográficos posteriores en sus carreras. El propio Allen, en un momento intermedio entre su madurez actoral de los ochenta y su posterior repliegue tras las cámaras, deslumbra con un personaje que genera cierto equilibrio en esa densa red de personalidades que agobian al escritor Falk (hay una alusión clara a Faulkner pero también es el típico personaje de esos que siempre se consideró, oficiaban de alter ego del director). En el extremo está Danny de Vito gracioso y sólido a la vez en un rol para nada sencillo.

La película, centrada en la angustia de un personaje ante el declive de su pareja, aprovecha para ofrecer retazos de ciudad que no solo remiten a ese homenaje constante que Allen le hace a New York, sino al concepto de lo urbano en general. La vida en la ciudad, sus escenarios y las personas que la habitan, quienes, conforme avanza el relato, terminan siendo el impulso salvador del neurótico que encabeza la cinta.

Por otro lado, la textura y los colores que vemos todo el tiempo, parecieran sugerir algo que está en buena parte de la filmografía Allenesca: los sinsabores, aún en el mejor de los escenarios. Ahí radica parte de su mensaje contracultural, así como los clichés sobre el psicoanálisis exhiben su lado más discutible.

Carlos Torres Moraes es Licenciado en Ciencias de la Comunicación (UBA). Redactor en ANCCOM (UBA) y Crónicas de Misiones.

Ficha técnica
Título original: Anything Else (Traducida como La vida y todo lo demás)
Dirección: Woody Allen
Año: 2003
País: Estados Unidos
Duración: 108 minutos
Reparto: Christina Ricci, Jason Biggs, Woody Allen, Danny DeVito y Stockard
Channing, Jimmy Fallon.
Dirección de Fotografía: Darius Khondji
Link: https://www.youtube.com/watch?v=wIAuRc7TrrM

Sororidad en clave serial y televisiva

Tanto HBO y HULU han sabido sostenerse en el tiempo sin bajar su calidad en las producciones ni repetir hasta el hartazgo la fórmula que tanto la industria Hollywoodense como Netflix -con raras excepciones- insisten en frecuentar para el mercado, con el consabido cansancio de sus espectadorxs.
Home Box Office, HBO como la conocemos todes, ha lanzado en 2017 la serie Big Little Lies, con grandes actuaciones de Reese Witherspoon (Madeline), Nicole Kidman (Celeste), Laura Dern (Renata), Shailene Woodley (Jane) y Zoë Kravitz (Bonnie). La historia de cinco mujeres que viven en Monterrey, cada una con sus diferencias y defectos -porque sí, las protagonistas no son perfectas ni en la ficción ni en la vida real- que se ven envueltas en un acto de defensa ante la violencia física y psicológica ejercida sobre una de ellas.
Mantenidxs hasta el final en vilo, la segunda temporada publicada este año prometía y ha cumplido más que satisfactoriamente a la audiencia. Con la incorporación de Meryl Streep (Mary Lousie Wright) al elenco, las tensiones se acrecientan y el nudo de la historia se agrava al punto de entender que, en los momentos más oscuros, no son sino las mujeres quienes saben aplicar el concepto de sororidad real, y no solamente de la boca para afuera.
Dato curioso, y no tan conocido, es que esta serie también es parte de una adaptación literaria de la novela homónima de Liane Moriarty de 2014. Otro detalle que debe destacarse de la serie, tanto de la primera como de la segunda temporada, es la elección musical de Susan Jacobs que ha hecho una exquisita selección de artistas para cada momento narrativo, y ha hecho famoso al tema de apertura de la misma compuesto e interpretado por Michael Kiwanuka, titulado Cold Litlle Heart.
Por otro lado, HULU Originals, plataforma perteneciente a Disney, ha sabido llevar adelante la tarea de relatar la gran novela distópica de Margaret Atwood, titulada El cuento de la criada y publicada en 1985; lo que la ha puesto en boca de todos al ganar el Emmy por mejor serie dramática en 2017 y muchos otros más en varias categorías. Algo que se volvió a repetir en 2018 y apunta a renovarse por su nueva temporada.
Circulando ya en su tercer ciclo, hemos visto por primera vez en la serie cómo las redes de aquellas mujeres sometidas a un régimen teocrático-patriarcal en demasía, dejan de lado sus condiciones impuestas ´por Gilead, para finalmente aliarse y comenzar a luchar por una causa en común: quebrar el sistema. Interesante también ha sido la apuesta de su creador Bruce Miller -uno de sus varios directorxs- por mostrar a la protagonista June (Elizabeth Moss) al punto de quiebre entre la cordura y la locura; como a su co-estrella Serena (Ivonne Strahovski) en situación similar: decidir por sólo ella o por todas. Infinidad de actrices y actores desarrollan muy bien sus papeles en este contexto.
Finalmente, nos queda la pregunta que la mayoría nos hacemos “en voz baja” y a diario: ¿hasta dónde son capaces nuestros cuerpos y mentes de soportar la hijaputez ajena? Pues bien, cuando la verdadera sororidad opera entre féminas, el umbral de dolor pareciera ser mucho mayor nos dicen estas dos apuestas seriales, que constituyen dos buenos ejemplos de cómo deberíamos aplicar el concepto fuera de la ficción.

Link Temporada 3 The Handmaid´s Tale: https://www.youtube.com/watch?v=dABBkBGL6bI
Link temporada 2 Big Little Lies: https://www.youtube.com/watch?v=2LyWg6_4T3k

Valeria Darnet es Licenciada en Artes Plásticas, grabadora, docente investigadora FAyD-UNaM.

Patriarcado

Patéticos patriarcas primigenios,
podridos pedófilos perversos,
pérfidos payasos proxenetas,
pestilentes pornógrafos procaces,
pululan en plazas, parques, pasillos y privados,
pontifican en púlpitos,
planifican en público,
perpetúan las prácticas,
porque pueden.
prueban, presionan, persiguen, piropean,
porque pueden,
perjudican, profanan, proscriben, proyectan,
porque pueden,
persuaden, perturban, petrifican, perpetran
porque pueden,
provocan, se propasan, patotean, pretextan,
porque pueden,
pegan, patean, pisotean, penetran
porque pueden,
perforan, precintan, prostituyen, pulverizan,

porque pueden,

porque pueden,

porque pueden.

(PATRIARCADO)

Silvia Hache.

Ausentes

Artista: Yohana Pedrozo.
Título: Ausentes.
Año: 2019.
Técnica: Bordado sobre tela.