Sin lugar para los débiles

En un mercado cinematográfico donde abundan las historias en las que los buenos siempre ganan “casi sin despeinarse” -diría mi papá- encontrar un film en el cual la historia rompa ese cliché tan alejado de la realidad siempre es bueno. Más cuando se trata de los hermanos Ethan y Joel Coen, que una vez más nos presentan una historia simple, adaptada de la novela de Cormac McCarthy, que poco a poco va creciendo hasta volverse tan atrapante como imprevisible.

El film nos muestra a un hombre simple, el texano Llewely Moss (Brolin), quien un día encuentra dinero -dos millones de dólares para ser más exactos- en medio de un escenario caótico de una transacción entre traficantes que terminó mal y decide quedarse con el mismo, sin saber que esta decisión terminará embarcándole en un viaje sin retorno.

Es casi imposible no querer que a ese hombre, con el cual nos sentimos identificado -al final de cuentas ¿quién no hubiera hecho lo mismo?-, le vaya bien, sobre todo cuando hace su aparición Anton Chigurh (Bardem): un asesino a sueldo un hombre que es una máquina de acción sin sentimientos visibles, quien comienza a perseguir Llewely en un juego de gato y ratón. En medio de esta historia está el viejo sheriff Ed Tom Bell (Jones), un hombre simple que heredó el puesto de su padre y se lamenta porque el lugar donde creció ya no es como en los viejos tiempos. La realidad es que la violencia crece día a día, en la que no hay solo un Anton, sino muchos, y el desencanto que le produce esto lo lleva preguntarse si su tarea tiene algún sentido en un mundo cada vez más corrompido.

Haciendo honor al título en español No hay lugar para los débiles, -una de las pocas veces en las que la traducción no le jugó en contra a la película- vemos como en este relato no hay buenos y malos; simplemente hombres movidos por el deseo y sus propias ambiciones.  La apuesta es alta y como dice Anton “hemos estado apostando toda nuestra vida solo que no lo sabíamos”.

Entonces, hagan sus apuestas y buena suerte, ya que en esta tierra de nadie, cada día hay menos lugares para los débiles.

 

Joselo Prado es estudiante de Comunicación Social en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales. UNaM.
Ficha técnica
Título original: No Country for Old Men
Año: 2007
País: Estados Unidos
Dirección: Joel Coen, Ethan Coen
Guion: Joel Coen, Ethan Coen (Novela Cormac McCarthy)
Reparto: Tommy Lee Jones. Javier Barden. Josh Broin. Woody Harrelson. Kelly Macdonald.
Género: Drama/ Thriller
Duración: 122 minutos

Link: https://www.youtube.com/watch?v=WN2euKKeO5w

Dejar un comentario

Reseñas Relacionadas

Buscando al Hombre de Azúcar May, 2015
Cena con el Dr. Lecter Ago, 2015