Probabilidarte

Desayuno algo incómodo, reconociendo nuevamente la conquista de las matemáticas como última respuesta a casi todo lo conocido, a raíz del impacto causado por una nueva verdad disfrazada de estadística destacando el arte contemporáneo de la región en algún matutino virtual, mientras mastico torpemente un extremo amorfo de medialuna que anhelo bajar con el último sorbo de café.
Indago de inmediato en la virtualidad hasta encontrar las 7 Artes liberales y descubro que contemplan a las ciencias matemáticas en el patrón del Quadrivium de Arquitas donde se la divide en 4 disciplinas bien diferenciadas siguiendo la máxima: “Ar. numerat, Geo. ponderat, As. colitastra, Mus. Canit” 1 (la aritmética numera, la geometría pondera, la astronomía cultiva los astros, la música canta).
La relación puntual de los dígitos con el mundo del arte hoy se considera vox populi para todas las escuelas y es completa su aceptación social mediante el uso del bit como soporte de transmisión pandémica de arte por la web, considerando al momento exacto que una obra conquista el carácter de dígito se convierte de inmediato en una relación de ceros y unos, independientemente del formato original, ya sea una fotografía de un cuadro tomada por un turista en el Louvre o un delicado escaneo del mismo siguiendo estrictas normativas del museo -arriesgo despreocupado en un veloz bosquejo mental intentando enlazar la sociedad de las matemáticas y el arte en esta contemporánea era virtual.
Investigo minuciosamente algún tipo de antecedente que vincule estadística y arte, y atónito no descubro nada revelador de la ciencia que, hoy como método de divulgación, educa y castiga un 83% más que cualquier otra conocida históricamente.
Los desayunus interruptus son reveladores, me siento animado y considero momento oportuno para atreverme a elaborar mi propia estadística e inmortalizarla como máxima.
Tomo aire y, apenas carraspeando, proclamo:
El 100% de nuestra especie puede o podría hacer arte. Del total se desprende que un 74,3% no lo sabe porque nunca siquiera lo considerara posible y un 19,7% que sucumbirá ante su ego al apenas intentarlo. Del 6% restante tan solo una elite del 0,03% lograra sortear con éxito el costoso peaje de la fama que propone aceptar la crítica de cualquier ente más allá de los cofines de su propia corteza frontal convirtiéndose socialmente en artista. – Descartando cualquier relación dinero mediante.
Exhalo profundo, ligeramente mareado pero satisfecho, sabiendo que esta manifestación numérica en porcentajes podrá oficiar de respuesta a preguntas tan profundas como: ¿Qué es el arte? O bien la popular: Mi vecino, ¿es artista o ciruja?
Probabilidarte es un porcentaje (auto) relativo que expresa la probabilidad de éxito de cada individuo con o contra el arte. Y bajo la premisa de que todos arrancaríamos con el indicador en el máximo posible, y luego de una leve observación, ¿quién podría afirmar que no puede hacer arte?

 

Carlos Graziosetti es publicista, con 13 años de experiencia dedicados a internet, diseñador multimedia, artista de medio tiempo y de vez en cuando construye escenarios sonoros transitorios.

5. Willmann, O. (1907). The Seven Liberal Arts. By the Catholic Encyclopedia en http://www.newadvent.org/adverts/99001f.htm 

Dejar un comentario

Reseñas Relacionadas

TELEVISIÓN LEEEEEEEEENTA Ago, 2016
A propósito de una crítica Ago, 2013