El placer de dar justo en la tecla

¿Qué ocurre cuando eso que tanto nos gusta hacer, eso que tan bien nos hace sentir se vuelve tan importante en nuestra vida que decidimos dedicarle cada minuto de ella? A tal punto que lo llevamos al nivel de disciplina y lo convertimos en nuestra tarea cotidiana e indispensable. Es el planteo al que me llevó El piano del bosque, una película de animación japonesa (anime) protagonizada por niños que aspiran a convertirse en grandes pianistas, con una banda sonora impecable. Su historia, llena de magia, utiliza la metáfora para sumergirnos en un mundo donde la fantasía puede resultar más real que la misma realidad. Un film, sin dudas, agradable por sus colores y ritmo en la narrativa.
El prejuicio que recae en los dibujos animados hace que muchas personas lo pasen por alto, y lo irónico es que podría resultar más entretenida para un adulto que para un niño. Este anime nos demuestra que una trama sencilla puede resultar de gran atractivo si cada uno de los elementos que hacen a la historia está correctamente ajustado. Frescura, emoción y nuestro niño interior son algunas de las cosas con las que nos podemos topar si nos sentamos a disfrutar de Piano no mori.

Leonardo López es Diseñador Gráfico. Docente UNaM. Realizador FX.

Ficha técnica
Título: Piano no mori
Año: 2007
País de origen: Japón
Dirección: Masayuki Kojima
Guion: Ryuta Hourai (Manga: Makoto Isshiki)
Música: Keisuke Shinohara, Vladimir Ashkenazy, Nao Matshushita Petraglia

Link: https://www.youtube.com/watch?v=fxO04sqFKYI

Dejar un comentario