Después de vivir un siglo…

Dirigida por el chileno Andrés Wood, también autor de las premiadas Historias de Fútbol, La fiebre del loco, y Machuca; basada en la biografía homónima de Ángel Parra, la película titulada Violeta se fue a los cielos (2011) cuenta la vida y obra de Violeta Parra, una de las artistas más emblemáticas de la historia latinoamericana del siglo XX. Además de tener éste como eje central de la película, el cineasta también aborda críticas en el aspecto socio cultural y económico de Chile, como también lo hace en otros de sus films.

A través de una focalización interna variable podemos entrar en el punto de vista de muchos de los personajes, pero sobre todo de Violeta (interpretado por Francisca Gavilán), y el espectador sabe tanto como ellos nos cuentan: a través de un montaje que no sigue una línea cronológica directa, podemos viajar tanto a su infancia como a su adultez, tanto al instante en el que recibe su primera guitarra como al momento en convertirse en ser la primera latinoamericana en exponer su trabajo plástico en el museo del Louvre, en París. Pero lo interesante de todo esto es que, a través de dichos recursos cinematográficos, podemos sumergirnos en el interior de cada personaje, todo lo que sintieron y pensaron en los momentos que atravesaron.

También muchos planos muestran su dicha y desgracia ante distintos acontecimientos de su vida, por lo que también debemos aplaudir a la actriz Francisca Gavilán por su trabajo, quien se tomó un año entero para estudiar el papel, no solo para personificar, con sus aciertos y contradicciones, el fuerte carácter del personaje sino también para igualar el color de voz de la cantante, ya que la película también genera una banda sonora propia, adaptando la música de Violeta a versiones propias, jugando entre la auricularización interna al escuchar lo que los personajes oyen y la auricularización 0 mezclándose ésta música con otras escenas en un montaje paralelo.

Si bien Wood ha declarado haber tenido un gran miedo al proyecto debido a la carga inmensa que conllevaba contar a tan colosal artista, la aclamación de la crítica, el éxito de taquilla, los premios conseguidos a nivel nacional e internacional y la película en sí reflejan el triunfo de este largometraje en todo sentido.

 

Wally Monzón es ilustrador y estudiante avanzado de la Tecnicatura en Medios Audiovisuales y Fotografía, FAyD.

Link: https://www.youtube.com/watch?v=na4T1Z9STO0

Dejar un comentario