Sobre los hombros

Siento un nudo en la garganta.
En la mayoría de los casos cuando siento un nudo en la garganta
se dé que se trata.
Sé de donde viene y porque está ahí, aunque nada de eso me sirva para solucionarlo.
Ese nudo es la angustia la metamorfosis de la duda, el pirronismo de barrio.
Son las emociones congestionando nuestra posibilidad de respirar alimentarnos y sobrevivir.
Nada de lo que hacemos lo hacemos sin la mezcla exacta de emoción y pasión
Todo está compuesto en mayor o menor medida por lo personal.
Tal vez no me afecte el hecho de que me quede sin la protección materna cuando recién la estaba conociendo.
Tal vez no me afecta el hecho de que más de una vez tuve que hacerme cargo de mi propia carga.
El nudo definitivamente no fue hecho por el más listo de los scouts
Sé que en otro plano
los paralelos construyen diferencias que se alejan entre sí, jamás se tocan, pero siempre se acercan.
Muchos pasan sus noches en las calles.
Muchos duermen todas las noches abrazados a la angustia.
Pero nunca podremos ignorar ese gran nudo que nace desde el corazón y se aferra a nuestra respiración.
La duda es la dueña y consecuencia de nuestras emociones
Siento en los hombros el peso de las malas noticias, la picazón incurable que recorre mi piel y se instala entre mis dedos.
Siento el dolor.
Aunque no sea siempre.
Llevo sobre los hombros mi propio peso, mi propia e incurable angustia.

Sebastián Baez estudió filosofía. Es poeta. Integra el colectivo Poesía de Miércoles.

Link relacionado: http://www.saicuma.org/users/poesia-de-mi%C3%A9rcoles

Dejar un comentario

Reseñas Relacionadas

Un Benjamin desconocido Jun, 2015
Fotografía social y Fotoperiodismo Dic, 2014