Anna Karenina

La transposición de la novela “Anna Karenina”, al teatro y luego al cine se pone de manifiesto a través de la propuesta de Joe Wright. La utilización coherente de recursos estéticos: la iluminación, la puesta de cámaras, la musicalidad, la acción dramática llevada a cabo por los personajes principales y porque no, de esos personajes secundarios que muchas veces forman parte de la escenografía viva del film. Sin dudas es una propuesta orgánica, en donde cada elemento expresivo está conectado entre sí.

Toda ésta suma de recursos inmediatamente perceptibles le da dinamismo contemporáneo a esta historia de León Tolstoi.

Las transiciones se dan de manera fluida a través de movimientos de cámara y planos secuencia que unifican un escenario de teatro con un espacio y tiempo de exagerada realidad cinematográfica, en el cual siempre se mantiene la línea narrativa de manera cuidada y acertada.

La cámara baila a través de prolongadas secuencias, asignados a dramáticos episodios entre los protagonistas. La cámara observa y la cámara juzga a través de la mirada (subjetiva) de la aristocracia rusa. La escenografía se mueve, los personajes viajan a través de los decorados, la historia fluye para luego encontrar su punto de culminación al mejor estilo Tolstoi.

Benjamín Correa es Productor Audiovisual, Lic. en Comunicación Audiovisual. Docente FAyD.

Título original: Anna Karenina
Dirección: Joe Wright
Origen: Reino Unido
Guion: Tom Stoppard (Novela: León Tostói)
Música: Dario Marianelli
Fotografía: Seamus McGarvey
Reparto: Keira Knightley, Aaron Taylor-Johnson, Jude Law, Domhnall Gleeson, Kelly Macdonald, Olivia Williams, Ruth Wilson, Matthew Macfadyen, Emily Watson, Michelle Dockery, Holliday Grainger, Luke Newberry, Alicia Vikander, Susanne Lothar, Oskar McNamara, Cara Delevingne, Bill Skarsgård

Link de tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=01DEokidnnU

Dejar un comentario

Reseñas Relacionadas

¿Rojas o verdes? Jul, 2018
Rojo Carmesí Jul, 2017